Los mejores destinos para viajar con niños en verano

Durante este verano, viaja con tus hijos y, además de disfrutar, ayuda a mejorar su nivel de aprendizaje sobre historia, naturaleza y más temas. Por si esto fuese poco, realizando actividades únicas, como nadar con delfines, los acercarás a experiencias inolvidables.

 

Opciones múltiples, de acuerdo a los intereses familiares

 

En contacto con la naturaleza. Una opción, al suroeste de Alemania, es la Selva Negra. Desde allí, puedes visitar el monte Feldberg, ideal para hacer senderismo; y la zona de Triberg, donde los pueblos parecen de ensueño y los paisajes son extraordinarios. Otra alternativa natural es el parque temático de Zoomarine, en Algarve (Portugal), donde los niños suelen bañarse con delfines.

 

Viajes para aprender. Viajar a Londres puede resultar una excelente manera de incentivar a tus chicos para el estudio del inglés. La práctica del idioma, durante un paseo, se torna natural y, a la vuelta de las vacaciones, puede ayudar a tus peques a alcanzar mejores notas en lengua extranjera.

 

Paseo de pura diversión. Disneyland París es, sin lugar a dudas, el destino preferido de todos los peques. El parque nos ofrece entretenimientos para grandes y chicos. Es el destino familiar y turístico más visitado de Europa.

 

Visita pueblos medievales. Llena de castillos de princesas y príncipes, se encuentra Baviera (Alemania), incluida en la famosa Ruta de los Castillos.

 

Descubre ciudades con historia y rincones interesantes. París, por ejemplo, te ofrece atracciones tales como la Catedral de Notre Dame, la Torre Eiffel, el Arco de Triunfo y el Palacio de Versalles. ¡Imprescindibles! En cada una, tus hijos aprenderán algo que les servirá en la escuela.

 

La infancia es la mejor etapa de la vida para viajar. De cada paseo, a lo largo de este verano, tus hijos rescatarán vivencias que no solo les enseñarán el mundo y sus rincones, sino que, además, contribuirán a ampliar sus conocimientos.