QUÉ ES LA NEUROPLASTICIDAD Y LAS IMPLICACIONES QUE TIENE PARA EL APRENDIZAJE

Entrenar los músculos del cuerpo para desarrollarlos es algo que hacen millones de personas en los gimnasios. Pero ¿sabías que el cerebro también puede desarrollarse aún más a base de entrenamiento? Es lo que se conoce como ‘neuroplasticidad’ y está demostrado científicamente.

 

Para que un niño progrese y avance en sus estudios y sus conocimientos, es decir, para que en definitiva pueda desarrollar su inteligencia, es importante que se autoconvenza de que el esfuerzo diario, el entrenamiento cerebral, desarrolla dicha inteligencia. Es lo que los expertos llaman ‘tener una mentalidad de crecimiento‘.

 

¿Cuándo se posee una mentalidad de crecimiento? Cuando alguien está completamente convencido de que trabajando y esforzándose con entrenamiento, en este caso el entrenamiento cerebral, este mejorará su capacidad y su desarrollo interno. La ‘mentalidad de crecimiento’ es una cuestión de actitud, un pensamiento psicológico.

 

¿Qué tiene que ver la neuroplasticidad con todo esto? Podríamos decir que la neuroplasticidad es el resultado físico de esa actitud o pensamiento psíquico. La neuroplasticidad hace referencia al desarrollo físico y neuronal que se produce en nuestro cerebro cuando se tiene esa ‘mentalidad de crecimiento’.

 

Un ejemplo claro para entender la neuroplasticidad y las implicaciones que tiene para el aprendizaje lo podemos observar en algunos experimentos realizados por científicos para demostrar el desarrollo del cerebro a través del entrenamiento intelectual. La University College de Londres hizo que un grupo de taxistas memorizasen diferentes rutas callejeras. Después se les hizo un examen para comprobar sus conocimientos. Tras analizar el cerebro de estos taxistas se pudo comprobar que el campo de la zona del hipotálamo de su cerebro,  que es la parte del cerebro que se encarga del desarrollo de la capacidad espacial, era físicamente más grande y estaba más desarrollado que el de otras personas. Los taxistas habían desarrollado esta zona del cerebro a base de entrenarla.

 

La neuroplasticidad queda demostrada en este experimento y deja claro que logra reproducir nuevas neuronas y nuevas conexiones entre ellas. Por eso la neuroplasticidad tiene importantes implicaciones para el aprendizaje. Incluso cuando el entrenamiento es meramente mental. Por ejemplo, un experimento español demostró que pianistas que mentalmente ejecutaban una pieza musical, habían desarrollado un aumento en la zona de la corteza motora del cerebro, zona que genera el movimiento de los dedos usados para tocar la partitura, de la misma forma que la habían desarrollado otros pianistas que habían ejecutado la pieza de forma física, sentados ante el piano y tocando sus teclas de manera real.