BENEFICIOS DE JUGAR CON PLASTILINA

Durante la etapa educativa infantil, el juego es una parte importante para el desarrollo de cualquier niño.

 

Existen muchos tipos de juegos con los que un niño puede disfrutar y aprender. Pero si hay un juego con el que todos nos hemos entretenido cuando éramos pequeños y que sigue triunfando entre los niños, ese el juego de la plastilina.

 

Se trata de un material moldeable, blando, agradable al tacto y que posee vistosos colores. La plastilina es un imán para los niños. Les encanta y eso es algo fantástico, porque además de resultar todo un entretenimiento para ellos, los beneficios de jugar con plastilina son muchos:

 

  • La plastilina relaja a los niños: se trata de un entretenimiento que requiere concentración y atención, por lo que un rato de juego con plastilina es un rato en el que un niño que se encuentre estresado o nervioso relajará su mente y pensará sólo en lo que hace en ese momento.
  • Los juegos ayudan a socializar: jugar con otros amigos o compañeros puede ayudar a vencer la timidez de los niños. El juego con plastilina es perfecto porque permite que un grupo de niños jueguen en compañía de otros pero cada uno de ellos concentrado en su molde. Los niños tímidos no tendrán que interactuar constantemente con los demás. Sentirse acompañados por otros niños les permitirá poco a poco ir cogiendo confianza y soltura para socializar sin forzar la situación.
  • La plastilina ayuda a mejorar la coordinación: es uno de los beneficios de jugar con plastilina más importantes. La coordinación psicomotriz del menor se refuerza. Los niños tienen que utilizar sus dedos y sus manos para moldear la plastilina. Al mejorar sus movimientos y adquirir control sobre sus manos y dedos estarán adquiriendo capacidades para realizar futuras tareas de manera más fácil como por ejemplo escribir.
  • Refuerza su autoestima: jugar con plastilina permite a los niños fijar objetivos o metas y lograrlos. Pedir a un niño que realice una figura determinada con plastilina y felicitarle tras su logro, hará que aumente su confianza en sí mismo.

 

Como puedes comprobar, los beneficios de jugar con plastilina van más allá de ser un mero entretenimiento. Por eso se trata de un material que no falta en ninguna escuela y que los educadores utilizan en sus aulas. Es muy fácil de conseguir, por lo que tener plastilina en casa es una buena opción cuando quieras pasar un rato divertido con tus hijos.