Cómo ayudar al medio ambiente desde casa

¡Hay que hacerlo! Ayudar al medio ambiente es no solo una forma de vida, sino también una responsabilidad para el presente y futuro. Las rutinas que tomemos en casa al respecto serán nuestro granito de arena y, si tus hijos aprenden con el ejemplo, es algo que formará parte de su educación y nunca lo abandonarán.

 

¿Cómo podemos meter la ecología en casa?

 

Puedes hacer pequeñas cosas en todos los aspectos de la actividad y vida en familia. Desde la alimentación hasta las bombillas, todo puede verse desde el prisma de la sostenibilidad. ¿Quieres algunas ideas?

 

Ahorrar energía en tu hogar

 

Ya lo sabes: apaga los electrodomésticos cuando no los uses. También has de apagar la lucecita del stand by, que gasta más electricidad de la que crees. Para eso, lo mejor es enchufarlos a una regleta con interruptor.

Sustituye tus viejos electrodomésticos poco eficientes por los nuevos de bajo consumo, que gastan menos energía. Lo mismo te podemos decir de la iluminación de tu hogar. Puedes usar bombillas LED de bajo consumo, mucho más eficientes, ya que iluminan más y mejor usando menos electricidad.

 

Reciclar, reutilizar y reducir

 

Preocúpate por reparar lo roto antes que de cambiarlo por algo nuevo. Y échale imaginación para reutilizar componentes de aparatos viejos y darles una nueva vida. Y, si hablamos de residuos, no dejes de reciclar: papel, cartón, vidrio, plástico, aluminio… Son recursos importantes que deben volver a la cadena. Una pequeña parte de los residuos inorgánicos se puede reutilizar en casa, para hacer manualidades, elementos decorativos e, incluso, muebles sencillos.

 

Si tenéis un buen balcón o jardín, podéis haceros con un cajón de compostaje para convertir vuestros residuos orgánicos en rico abono para vuestras plantas.

 

Pero, sobre todo, no gastéis recursos a lo loco: apagad las luces, cerrad los grifos, no tiréis comida y comprad con inteligencia.